I Jornada de Limpieza en Albarracín

Limpieza en Albarracín

 

La asociación Escalada Sostenible Albarracín organizó el pasado 19 de febrero la primera jornada de limpieza en el paraje de los Pinares de Rodeno en Albarracín.

Albarracín, además de poseer un hermoso pueblo considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, contiene en el paraje natural de los Pinares de Rodeno unos hermosos bloques de rodeno rojo considerados de la mejor calidad de la península por escaladores de dentro y fuera del territorio nacional.

Por diversos motivos que ya se expusieron en una entrada anterior, se creó la asociación Escalada Sostenible en Albarracín (ESA) para proteger el paraje y intentar que la escalada fuera una actividad sostenible y respetuosa con el entorno. Para ello, la ESA ha llevado a cabo varias actuaciones para intentar que los visitantes cumplan con la normativa del parque (no escalar en los sectores restringidos, cumplir con la normativa del parking entre otras cosas).

Como cuentan en su blog, una parte de su actuación es “objetiva” en la medida en que se trata de cumplir con normas que están redactadas y que deben ser cumplidas por el bien del parque natural. Otra cuestión es la ética, el respeto y la educación y por ello, la ESA realizó su primera jornada de limpieza para concienciarnos de la cantidad de basura que dejamos en el monte y para intentar que el recojer las basuritas se convierta en una acción cotidiana cada vez que nos acercamos a escalar a Albarracín.

Es básico que te lleves tu basura, pero es mucho mejor si además recoges la de aquél que se la deja. El monte estará más limpio y puedes conseguir se le despierte la sensibilidad a alguien más.

En una jornada protagonizada por la lluvia, se reunieron unos 60 escaladores que armados con pinzas, bolsas y guantes consiguieron recoger unos 160kg durante las dos horas que rastrearon la zona del parking, el área recreativa y el sector párking hasta clabrerizo.


No sorprende, por común, aunque debería sorprender por sentido común, que la gran malloría de esos 160kg se debían a los papeles que se tiran tras evacuar, cagar, defecar o como se le quiera llamar y tras miccionar, mear, hacer pis o como se elija el término. Todos, o casi todos, entendemos que tirar una botella es de mal gusto, mala educación o de muy poca sensibilidad, pero lo de recoger los restos tras hacer nuestras necesidades suele parecer una guarrada. Pues bien, ¿no es una guarrada mayor recoger 100kg de papel higiénico y toallitas perfumadas en un área tan pequeña? Por favor, acostumbrémonos a llevarnos una bolsa cuando vayamos a hacer nuestras necesidades para poder recoger nuestros restos, lo agradecerá el paseante, el visitante, el escalador y el turista. Es una cuestión de costumbres y de sentido común.

*Fotos de Ignasi Tarrazona y ESA

Deja un comentario